• Abg. Agustín Ardizzone

Básico: El Escribano

El objeto del presente artículo es brindar una breve respuesta a los siguientes interrogantes: ¿qué es un escribano? y ¿qué es lo que hace?


1. ¿Qué es un escribano?


El escribano, también denominado notario, es un profesional del derecho que dentro de sus atribuciones profesionales se encuentra especialmente habilitado por el ordenamiento jurídico para dar fe de los actos y contratos que otorguen o celebren las personas ante él, redactar los documentos a través de los cuales esos actos y contratos se formalizan, y brindar su asesoramiento a quien o quienes lo requieran.


Es el depositario de la fe pública, es decir que posee facultades para dar fe de lo que sucede ante él. Ejemplo: Que cierta persona haya firmado determinado documento ante él. ¿Qué significa que “de fe”? Significa que lo que el escribano declara haber visto o percibido con sus sentidos, la ley lo presume cierto hasta tanto no se declare lo contrario a través de un proceso judicial especial llamado "redargución de falsedad".


En la doctrina existe un debate respecto de si el escribano es un funcionario público o no. Quienes sostienen la afirmativa lo fundamentan en la forma de su designación, en la obligatoriedad de la prestación de su ministerio y por el hecho de que la facultad de dar fe es una concesión del Estado al escribano.

Por otro lado hay otra postura que reniega de lo anterior y sostiene que el escribano es un profesional liberal que no efectúa labor alguna al servicio del Estado, sino que es un profesional independiente que se mueve por interés, riesgo y ventaja propios; y que el escribano no cobra un sueldo del Estado, sino que cobra sus honorarios de sus requirentes en función de su trabajo.


Finalmente, hay una definición intermedia que adopta elementos de ambas posturas y sostiene que el escribano es un profesional de derecho, por ende un profesional liberal, pero que por delegación del Estado tiene a su cargo una función pública.


Para concluir transcribo la siguiente definición que creo valiosa:


"Es un profesional de derecho, documentador, conciliador, consejero, interprete de la voluntad de las partes. Su tarea se desarrolla a requerimiento de parte; su misión es interpretar la voluntad negocial; califica, legaliza, legitima, configura, documenta y autentica con las solemnidades de la ley el documento para su prueba y eficacia." Abella Adriana, Derecho Notarial, 1era. Ed., Buenos Aires, Zavalía, 2005, p. 30.


2. ¿Qué hace un escribano?


No hay que perder de vista que el escribano tiene título profesional de abogado y por lo tanto está capacitado para redactar cualquier tipo de documento legal. Lo que tiene prohibido por ley es litigar, es decir brindar patrocinio letrado partes de un juicio. Con respecto a esto último hay pequeñas excepciones que no viene al caso desarrollar.


El escribano se destaca en que es el profesional que está facultado para redactar escrituras públicas, y consecuentemente es el encargado de la confección de todos los instrumentos jurídicos que por ley o voluntad de las partes deban ser celebrados de tal manera.


Solo a efectos ilustrativos, presento la siguiente enumeración simplificada de las funciones del escribano:


  • Asesoramiento y redacción de instrumentos privados (aquellos documentos jurídicos que no debe ser celebrados por escritura pública). Ejemplos: Boletos de compraventa, autorizaciones de manejo, contratos de locación, etc.

  • Asesoramiento y redacción de escrituras públicas. Ejemplos: Escrituras de compraventa y donación de inmuebles, poderes, constitución de sociedades, etc.

  • Asesoramiento y redacción de escrituras-actas: Son una variante dentro de las escrituras públicas en las cuales no hay un negocio jurídico, sino que constan en la atestación por parte del escribano de un hecho o circunstancia física, tangible o perceptible. Ejemplo: Acta de constatación del estado de un inmueble.

  • Certificación de firmas: Cualquier documento jurídico, con la condición de que no sea de aquellos que la ley impone la forma de escritura pública, puede ser llevado ante el escribano así los interesados lo firman ante él y luego este anexa su folio de actuación, certificando esa circunstancia. Efectuada la certificación de firma notarial, en caso de conflicto, los firmantes para desconocer su firma deben iniciar un proceso judicial de redargución de falsedad.

  • Certificación de reproducciones: El escribano atesta que una fotocopia, imagen, documento o texto transcripto es copia fiel de su original, el cual previamente tuvo a la vista y confrontó con su reproducción. Ejemplo: Certificación de fotocopia de DNI.


Existen muchas actividades más que realiza el escribano en su quehacer cotidiano pero me excuso de desarrollarlas porque la intención de esta publicación se limita a ofrecer una explicación elemental al público general.



Abog. Agustín Ardizzone

Escribí tu consulta y si puedo, con gusto te ayudo.

2020 El Referencista - Ver Aviso Legal y Política de Privacidad. Consultas pueden efectuarse a esta dirección de correo electrónico.